vela

El equilibrio vital

Ni la mente domina al cuerpo, ni el cuerpo domina la mente. Su mente está quieta, así puede ver mejor lo que sucede a su alrededor, nada lo distrae de su objetivo, los movimientos del oponente parecen más predecibles y lentos, no hay apuro, solo hay concentración plena y el resultado vendrá, sea cual fuere.[…]