La luz para el camino

paisaje de campo

Nada peor que la oscuridad para conseguir lo que se quiere.

Después de muchos estudios y muchos años de experiencia y en numerosas ocasiones después de años en la docencia, muchos especialistas se convierten en Gurús. ¿Qué hacen los Gurús? Lo que hacen es guiar a otros, estos consultores ayudan a las personas a conseguir lo que buscan y ¿Saben que cosa es difícil en esta vida? Saber lo que se quiere con claridad.

Es muy común en el mundo espiritual oír la palabra maestro, para expresar la idea de alguien que es capaz de guiarnos y es que hacer que la mente se aquiete suena muy fácil; pero para quien ha tratado de hacerlo, sobre todo cuando se tiene un problema considerado como importante, es algo sumamente complicado. Ahí las clases de meditación zen parecieran no servir de mucho; pero eso es solo parte de un largo proceso que lleva más tiempo del pensado.

La mayoría cree que unos meses de clases con un gurú espiritual serán suficientes para amainar la lluvia de estímulos que llegan a nuestro cerebro, pero no es así, se requieren de muchos años de práctica para lograrlo y cada paso es fundamental. Quien crea que es algo como tomar un curso está muy equivocado, hay que desarrollar la disciplina, la paciencia y el querer abandonar a mitad de camino, o creer que se ha aprendido lo necesario, forma parte del aprendizaje. Este es un camino que no tiene fin, es algo que se hace hasta el final de nuestros días y cada día es un aprendizaje.

piedras apiladas

Tratar de llevar adelante este camino del aquietar la mente requiere de un ductor, de un guía, alguien que tenga la experiencia para ayudarte a aprender a respirar, por ejemplo, que es algo imperativo para quien quiere meditar, esa es una de las primeras herramientas que te conducirá al logro de tu objetivo.

Cuando vas a un consultor, lo haces porque supones que sabe algo que tú necesitas o deseas saber o aprender. Si vas a un consultor en mercadeo, es porque quieres hacer mejor las cosas con tu empresa o producto, si vas a un consultor inmobiliario es para que te ayude a conseguir la propiedad que buscas o en su defecto que te ayude a vender o alquilar una propiedad, acudes a él porque él tiene el conocimiento que tu no tienes y que necesitas para resolver tu problema. En estos casos obtienes una solución; pero en el caso espiritual, las cosas no son tan sencillas, solo surgen más y más preguntas, el conocimiento que adquieres te embriaga y debes tener un guía que pueda servirte de soporte cuando caigas, porque es seguro que lo harás, es lo humano.

persona budista

Asegúrate de buscar buenas referencias de aquél que pretendes sea tu guía, hay muchos parlanchines por allí, estafando a la gente y este no es un asunto de dinero, es mucho más que eso. Quien más cobre no es quien más sabe y no es quien más te conviene. Mi consejo es que procures buena información antes de someterte a entrenamiento en meditación o en la búsqueda de conseguir un camino espiritual conforme a tus necesidades.