No más al molesto ruido

relajación

Estamos rodeados por sonidos de todo tipo, a veces creemos acostumbrarnos a él y nos da la impresión de que no nos afectan.

Estamos en la intimidad de nuestro hogar, sentados escribiendo frente al computador y podemos oír la radio, sonando al fondo, vamos la apagamos y escuchamos el viento, cerramos la ventana y escuchamos el ruido que produce cada vez que pisamos cada tecla en el teclado de nuestro ordenador, como me ocurre exactamente a mí en este momento.

No hay forma de que dejemos de escuchar, a menos que nos taponeemos los oídos. Eso equivaldría a cerrar nuestros ojos para no ver. Como consecuencia de ello lo único que podríamos hacer es dormir o meditar.

El asunto es que el ruido nos distrae y esa distracción puede conspirar en contra de la tarea que debemos hacer. Se natural o artificial, este ruido puede hacernos daño. Por eso el hombre en su búsqueda por desarrollar más comodidad para su bienestar, realiza los cambios necesarios para lograrlo. Por ejemplo, las primeras máquinas en fábricas que ayudaron al desarrollo industrial eran muy ruidosas, ahora los niveles de ruido se han ido atenuando.

ruido

Nuestras ciudades en la medida en que se han hecho más prósperas son más ruidosas también, mas autos, algarabía en las calles, cornetas sonando, fábricas trabajando, pareciera que una ciudad silenciosa o con poco ruido es una ciudad desolada y sin progreso. Pero eso crea serios problemas de salud en las personas, los niveles de ruido afectan negativamente los niveles de distrés, eso termina produciendo enfermedades y el progreso y el dinero producido por él, se va en gastos médicos, que se traducen en mayores impuestos para su propia población.

En el ámbito laboral el ruido es una causal, a parte del distrés de hipoacusia, que es disminución en la audición, en algunos casos puede llevar a algunas personas a la sordera. Cuando esos sonidos indeseables, llamados ruido, pasan de los 85 decibelios y se dan por tiempo prolongado y además le ocurren a personas con oídos sensibles, los problemas de audición se hacen presentes.

Imagine una oficina con 15 personas sentadas frente a ordenadores escribiendo con sus teclados, créanme que es increíble el ruido que eso puede generar y no llegará por encima de los 85 decibelios; pero seguro generarán un distrés que nadie atribuirá al sonido de los teclados mecánicos.

Pero eso puede solucionarse de manera muy sencilla y el beneficio puede ser de muy buen provecho nuestro, solo hay que colocarles a las teclas del teclado, en la parte de abajo, una junta tórica u O’ring como las de Trelleborg, a cada tecla y listo.

Ya no más al molesto ruido del teclado

juntas-toricas-para-teclado-oring

Ahora quienes son intensos al teclear para escribir, podrán hacerlo con total libertad. Ya no molestarán con el tormentoso ruido que produce el efecto de escribir en el teclado a sus compañeros en el trabajo o si trabajan desde casa ese ruido ya no será más un elemento distractor al momento de tener que desarrollar un trabajo que requiera de gran concentración en su ordenador.

Desde este momento, reducirá el “clack” que se produce al pulsar la tecla a fondo, mantendrá un sonido armónico al teclear, ya no más esos sonidos picos, ahora serán más regulares y su velocidad al escribir tenderá a aumentar. Será más eficiente al escribir y se estresará menos.